Utilizamos un sistema innovador de lucha contra las termitas subterráneas.

Su principio de funcionamiento se basa en la difusión de un producto insecticida a la totalidad de los individuos de la colonia: el hexaflumurón. Este insecticida tiene un efecto retardado y es distribuido en forma de cebo conteniendo una formulación especial que será consumida por las termitas obreras. Poco a poco, mediante el fenómeno de la trofalaxia (intercambio de alimentos), el conjunto de la colonia será intoxicada y morirá.

NO TÓXICO: El producto es específico para insectos y no tienen ningún efecto sobre el hombre (ni adultos ni niños) ni sobre los animales domésticos ni otros vertebrados.

SIN EFECTO SOBRE EL MEDIO AMBIENTE: Las cantidades de producto insecticida empleadas son muy pequeñas (algunas decenas de miligramos por cebo), y sólo se colocan en aquellos sitios donde hay claramente una infestación.
Después de la fase de intoxicación, los cebos se retiran de las estaciones para ser reemplazados por los elementos neutros que no contienen ningún insecticida.

La metodología establecida por Dow AgroSciences consta de tres etapas distintas:

  • Etapa 1: Inspección – Instalación
    Objetivo: Localizar los puntos de ataque y de riesgo de las termitas y entrar en contacto con la colonia con el fin de permitir la intoxicación futura.
    Medios: Utilizar estaciones de trabajo de fácil control y revisión junto con un detector acústico de sonidos.
  • Etapa 2: Control
    Objetivo: Difundir el producto insecticida en el seno de la colonia utilizando para ello a las obreras.
    Medios: Distribución del producto mediante cebos colocados a disposición de las termitas en los puntos en que éstas estén activas
  • Etapa 3: Mantenimiento
    Objetivo: Asegurar un mantenimiento de la zona tratada.
    Medios: Controlar periódicamente las estaciones con elementos inertes y las zonas “Sensibles” proclives al desarrollo de las termitas subterráneas.

Más información LINK: termitas.lokimica.com